6 sencillos pasos para planificar el rediseño de tu pagina web7 minutos de lectura

Portada rediseño web

Con literalmente millones de sitios web, cuando el dueño de un negocio se decide a dar el paso y actualizar su web, digamos que no va a ser un tranquilo paseo, hay mucho trabajo y especialmente si quiere ponerse al día y pelear de tú a tú con las webs de los competidores que si están a la última.

Es una realidad que casi a cada minuto que pasa nace un nuevo sitio web en internet y esto hace que la competencia sea feroz y no pare de crecer.

Llegados a este punto la pregunta es: ¿Qué puedo hacer yo como propietario para asegurarme de ofrecer algo diferente y de valor dentro de este mar de webs?

Lo mejor; tener un plan para rediseñar un web que se adapte a las necesidades de tu audiencia.

Dicho esto puede que te encuentres en alguna de estas situaciones:

  • Puede que hace tiempo tu web estuviera a la última y fuera un referente al que la gente acudía para obtener información o compras del sector, pero el tiempo ha pasado y la web está desactualizada.
  • Tu empresa ha pasado por una reforma total y necesitas que tu web refleje esos cambios.
  • Tú has cambiado y lo que antes te gustaba para tu web ahora te has dado cuenta de que no y necesitas un rediseño.

Si estamos en cualquiera de estas situaciones, «Calma, calma, que no panda el cúnico», solo necesitamos un plan.

Sé la persona con un plan

Sea cual sea la razón para empezar con el rediseño de tu web, lo más importante tener un plan de renovación, para empezar a hablar.

¿Es tan importante?

Por supuesto, empezar con un buen plan de rediseño hará que todo el proceso fluya como la seda, todo será más fácil y ágil.

Tenerlo todo claro hará que se den los pasos adecuados en el momento adecuado, créenos, empezar la casa por el tejado nunca es buena idea. Además si tienes pensado trabajar con una agencia de diseño web en Sevilla puedes ayudar mucho y salvar a ambos de dolores de cabeza innecesarios.

El desarrollo de un buen plan nos permitirá saber cuanto podría costar el proyecto e incluso permitirnos ahorrarnos algo de dinero.

Por eso aquí queremos darte algunos consejos y tácticas que nosotros también usamos cuando nos piden el rediseño de una web además darte a conocer los beneficio y porque son importantes para tu proyecto.

Con el mejor plan de trabajo para tu proyecto conseguirás que el nuevo diseño de tu web llegue a buen puerto, consiguiendo más tráfico, aumentar las ventas y mejorar la presencia de tu marca en internet. Recuerda que mantener fuerte tu presencia en internet es primordial, un diseño mal hecho o desactualizado puede llegar a ser suficiente para que nuestros posibles clientes abandonen la web antes siquiera de hacer un click.

Los 6 pasos que consideramos imprescindibles en un plan de rediseño web

Empecemos, veamos cuáles son los mejores pasos y decisiones que se deben tomar a la hora de crear un plan de rediseño para que el trabajo sea mucho más fácil tanto para ti como para tu diseñador.

  • Conoce bien tu web actual

Esta parte es primordial, conocer muy bien tu web actual te permitirá saber que funciona y que no, y por tanto que podemos seguir utilizando y que borraremos para siempre.

Crea una lista con todo lo que te gusta y lo que no, partes que deseas cambiar, funcionalidades que quieres se mantengan y que no, además de las que te gustaría añadir.

Tener una buena idea general, un vistazo aéreo de como quieres que se vea tu nueva web, servirá de base para el proyecto sobre el que puedan girar los cambios u las nuevas ideas que puedan aportar los diseñadores.

Unido con la lista de sugerencias de cambios ayudará y será un gran comienzo a la hora de atajar el proyecto.

Una buena cooperación será la columna vertebral de cualquier proyecto, estar seguros en los cambios a acometer acelerara y ayudara mucho en el proyecto.

Pero no tengas prisa, esta parte es una de las más importantes. Crea tu lista, repasa minuciosamente todo lo que quieras añadir y quitar, cuanto mejor esté elaborada esa lista mejor será el producto final.

  • Define tus objetivos

Diseñar de nuevo una web no se hace por capricho, tiene que tener detrás unos objetivos. Mejorar la velocidad, la navegación es confusa y queremos mejorarla, el diseño es obsoleto y queremos actualizarlo, nuestra web no se posiciona correctamente y queremos remediarlo, etc. Existen muchas razonas para empezar con una renovación y deben quedar clara para todos.

Haz lo mismo que con el punto anterior, crea una lista, repasa los objetivos y comunícaselos a tu agencia o diseñador, así se podrán obtener mejores resultados que si no tenemos unos objetivos marcados.

  • Crea una metodología de trabajo

Una vez completemos los dos pasos anteriores y tengamos claro las partes a editar y a mejorar es el momento de determinar como trabajaremos para ejecutar esos cambios.

Es diferente la metodología de trabajo si queremos aumentar la velocidad de carga de nuestra web, que si nuestro objetivo es que nuestros clientes consuman contenido y se queden más tiempo en nuestro sitio web.

Cada objetivo tendrá un método exacto de trabajo y afectará de una forma diferente al rediseño, por tanto antes de empezar el proyecto se debe diseñar una metodología de trabajo junto con los diseñadores para ajustar presupuesto y formas de actuación dependiendo de los objetivos y para asegurar que se está satisfecho con las soluciones que se proponen.

  • ¡A trabajar!

Después de tenerlo todo perfectamente planificado es momento de ponerse manos a la obra.

Aquí ya será el turno de los diseñadores que si bien tendrán la mayor parte de la carga de trabajo en este punto, deberás ser parte activa de este proceso para involucrarse en el progreso y avance del proyecto, tenemos que seguir siendo útiles.

Aunque podremos seguir sugiriendo cambios debemos ceñirnos a nuestro plan y metodología de trabajo fijado o podemos correr el riesgo de alargar nuestro proyecto durante meses.

diseño-resposive-sevilla

  • Analizar los cambios

Una vez que estén todos los cambios implementados no estar el trabajo terminado es hora de analizar esos cambios y los resultados que aportan.

Si la velocidad era el problema comprobemos que efectivamente la carga de nuestra web ha mejorado. Si había una necesidad de mejorar las ventas analicemos si hay mejoras después de un mes o dos de realizar los cambios. Y así debemos continuar comprobando que los objetivos que teníamos en mente se cumplen después de los cambios realizados.

Si las mejoras funcionan perfecto, si no es hora de volver a la mesa de trabajo.

  • Siempre se puede seguir mejorando

Si el rediseño es un éxito, y tu web está ofreciendo más valor que antes y consigues más dinero gracias ella, es momento de disfrutar pero poniendo un ojo en el futuro.

Si después de ver el éxito quieres seguir mejorando aspecto de tu web que por presupuesto o por tiempo no has podido tocar no dudes en pedir consejo a tu agencia u equipo de desarrolladores podrás atacar otros aspectos de tu web que seguro que todavía pueden mejorar.

Cosas como SEO (optimización de motores de búsqueda), marketing de contenido, marketing en redes sociales y otras tácticas pueden ayudarlo.

Aprovecha todo lo que una agencia de marketing puede hacer por ti.

 

 

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ponte al día de:

¿Podemos ayudarte?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete para estar al tanto de nuestras novedades

Abrir chat